Las fases del orgasmo

No me puedo creer que todavía haya mujeres que digan “pues yo no sé si he tenido alguna vez un orgasmo”. Yo soy del grupo que responde con un  “entonces no lo has experimentado, te lo aseguro”. Cuando lo tienes, lo sientes, lo saboreas, lo expresas… en definitiva: lo sabes. No pasa desapercibido por nuestro cuerpo como si de una brisa ligera se tratara, sino que arrasa con todo lo que pilla a su paso como un huracán, un terremoto, un tsunami. O todo a la vez.

Pero bueno, sí que es cierto que hay chicas que sienten un estado de excitación brutal en el cual su cuerpo experimenta todos los síntomas, pero que no se sienten identificadas con esta definición tan devastadora ni han sentido ninguna explosión en su organismo parecida al que se escucha que se manifiesta en el orgasmo.

Esto me lleva a escribir este artículo sobre las fases del orgasmo, para que esas chicas que se quedan en una fase anterior, sepan que no son bichos raros ni mucho menos. Paso a definirlas una a una:

Fase 1: Deseo

Esta es la fase en la que vemos al chico que nos vuelve locas, a la chica que nos quita el sueño, nuestra imaginación empieza a divagar entre fantasías y decisiones, entre voy, no voy, me atrevo, no me atrevo. Se basa principalmente en las ganas de tener relaciones sexuales y es más psicológica que física. fases del orgasmo

Es fisiológicamente idéntica entre hombres y mujeres, ambos sentimos la grata ansiedad por sentirnos deseados.

Fase 2: Excitación

Aquí ya empezamos con los preliminares, roces, caricias, mordisquitos y la imaginación que cada pareja lleve a cabo.  Tiene un tiempo variado, puede ser de varios minutos o varias horas, depende del tiempo que le dediquemos a esta fase.

En el sexo tántrico, es una parte fundamental del acto sexual para que la pareja reprima el orgasmo y así intensificarlo hasta niveles máximos (tranquilos, ya habrá tiempo de hablar del sexo tántrico).

Empezamos a ver muestras físicas, como la evidente erección del chico en unos 10 segundos, el aumento de los testículos y del clítoris, lubricación vaginal, erección en los pezones de ambos, piel ruborizada… (Y calor, mucha calor).

Es cuando empezamos a estimular a nuestra pareja y dejarnos estimular, juegos de bondage o sexo oral entran dentro de esta maravillosa fase que no debemos pasar nunca por alto, ya que nos sirve para conocer el cuerpo y los estímulos sexuales de nuestro amante mucho más a fondo.

Fase 3: Meseta

O como yo la llamo de manera cariñosa: la fase del ay ay ay.  Es la fase que se encuentra justo antes de llegar al orgasmo, donde también encontramos síntomas físicos como el aumento máximo del pene y de los testículos, cuando éstos últimos se elevan para acercarse al cuerpo, se segrega más líquido preseminal, aumento de los pechos y de toda la zona vaginal de forma generalizada y el orificio de la vagina se expande.fases del orgasmo

Y no sólo esto, aquí empezamos a acelerar nuestra respiración, circulación sanguínea y pulso cardíaco. Nuestros músculos se contraen y nuestra piel se enrojece. Prácticamente estamos listos para lo que se nos viene encima, y queremos que llegue ya.

Esta fase es mucho más corta en hombres que en mujeres, por eso que necesitemos muchos más estímulos que los chicos a la hora de culminar. Lo que hablábamos al principio, este es el punto final de muchas mujeres: reciben un gran placer gracias a todo lo anteriormente comentado, pero no llegan a la meta. Y toda mujer puede llegar, pero cada una necesita su tiempo para conseguirlo.

Fase 4: El orgasmo

Ya está aquí el terremoto hormonal, cuando la cabeza no responde ni piensa ni reacciona a nada, el no retorno.

Entra en juego la totalidad de nuestro organismo en diferentes medidas. Comenzamos con lo evidente: la eyaculación masculina, un momento de convulsión en la zona de la uretra para que el semen pueda salir del pene acompañado por una leve sensación de calor.

La vagina también sufre las contracciones del orgasmo por toda la zona externa y las paredes vaginales para ayudar a los espermatozoides a avanzar. También sufre espasmos la zona del perineo anal acompañado de taquicardia, aumento de la presión arterial e hiperventilación.

El orgasmo femenino se puede experimentar de muchas más formas, como contracción en las mamas o eyaculación femenina.

Fase 5: Resolución

El cuerpo va volviendo a su estado inicial, se relaja periódicamente y empieza a colocar cada cosa en su sitio.  Va desapareciendo el rubor de la piel y la respiración se vuelve más pausada. Los estímulos están a flor de piel, por lo que puede ser molesto tocar directamente los genitales si no se hace con cuidado.

Fase 6: Refractario

Momento de relax total: por mucho que insinuemos o queramos volver a experimentar el buen sexo, aquí no hay Dios que levante a nadie. Hay mucha diferencia entre hombres y mujeres en esta fase, ya que nosotras podemos volver al estado de meseta en cuestión de minutos después del orgasmo. El periodo refractario es mucho más largo en los hombres, por eso surge el tema de ¿por qué les da sueño el sexo a los hombres?

Y de ésta, vuelta a empezar. Que bonito sería un mundo donde no existiera el ciclo económico, ciclo menstrual o ciclo de Krebs. Éste es el mejor ciclo que existe ¿no creéis?

Sobre la Autora

Cristina Con una mente sucia, las conversaciones cotidianas son mucho más interesantes. Por tanto no se debería considerar "mente sucia", más bien una imaginación sexy.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...

2 comentarios en “Las fases del orgasmo

  1. Rocio

    Rubia me suena todo esto mucho a la serie Masters of Sex…que seguro andarás viendo y si no, deberías =P

    Un beso de una lectora desde California ;)

    Responder

Responder a Rocio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>