Otros usos para el lubricante

El lubricante es un gran incomprendido como juguete sexual. Hay personas que lo entienden como indispensable y otros que dicen que no les hace falta, pero hay que abrir un poco la imaginación y ver más allá de una relación sexual bien hidratada y deslizante. Sobre todo hoy día, donde se ven multitud de variedades y distinciones entre marcas y estilos de lubricantes.

Su uso común lo frecuentan las mujeres que tienen escasez o ausencia de lubricación natural en sus genitales, lo cual hace molesta, incluso dolorosa, la penetración para ambos. Esta siempre ha sido la función principal del lubricante, pero ahora vamos a una tienda erótica y vemos tantos diferentes que no sabemos ni para lo que sirven cada uno.

Por lo tanto, hoy os voy a dar algunos consejos de utilización del lubricante y cuál sería el mejor en cada ocasión.

Sexo anal

Voy a empezar por lo más sencillo, porque hay muchas personas que ya lo saben, pero hay muchísimas más que lo intentan sin ningún tipo de lubricación. Aquí es primordial, sobre todo si es la primera vez que se intenta el sexo anal, ya que es una zona que no posee lubricación natural como la vagina y que no se dilata de la misma manera frente a la estimulación.995090 1486146654971732 3660968452162114166 n Otros usos para el lubricante

En este caso, nos puede valer cualquier lubricante siempre que usemos una cantidad considerable, pero el más recomendable es el basado en silicona porque es más resbaladizo gracias a su composición, lo que hará más cómoda la penetración.

Esto no es una regla, puesto que ya hay lubricantes de base de agua que están muy bien preparados para el sexo anal. También hay que nombrar los que contienen sustancias anestésicas para que el esfínter se relaje (los llamados relajantes anales) que podemos encontrar tanto en lubricantes como en spray.

Masajes

Su textura aceitosa los hace perfectos para un masaje en cualquier zona del cuerpo. Recuerdo que no es un aceite, y que cada uno tiene su función, pero en un momento dado en que nuestra pareja se sienta más reacia o esté cansada, podemos echar manos de nuestro lubricante.

Para estos no hay otro mejor como el lubricante de efecto calor, ya que va a reaccionar ante el frote de nuestras manos o el aliento aplicado sobre él para que aumente su temperatura, perfecto para músculos cansados. Y como no, para estimular las zonas erógenas de nuestras parejas en los preliminares.

También vienen bien los de silicona porque contienen una pequeña parte de aceites, son más pegajosos y lo hacen aptos para masajes.

Ducha o bañera

¿Pensáis que por estar rodeados de agua tenéis más lubricada vuestra zona íntima? Pues al contrario, porque el agua hace que se limp10845976 817800928283506 1394001210406836677 n Otros usos para el lubricanteien los genitales y desaparezca la lubricación, y el agua por si sola hidrata, pero no lubrica.

Por lo tanto, os recuerdo que en el sexo acuático también necesitamos la lubricación casi tanto como fuera del agua. ¿Y no se va el lubricante? Si es de agua sí, pero no si es de silicona.

Como he dicho antes, contiene sustancias aceitosas que hace que no se elimine con el agua y permanezca donde tiene que estar durante el coito.

Aunque si se recomienda para su correcto funcionamiento, que se coloque en los genitales mientras nos encontramos fuera de la bañera o la ducha y que no se nos esparza entre tanta agua.

Sabores

Disfruta del exquisito manjar que te proponen los lubricantes de sabores, porque son un auténtico lujo en el sexo oral. Tú sólo piensa en un sabor y seguramente está en el amplio catálogo que encontramos en las tiendas eróticas (el más raro que he visto era de pan de jengibre, si está ese podemos encontrar cualquiera).

El sentido del gusto es esencial en los preliminares, porque ya no es sólo en el sexo oral, sino la infinidad de juegos que nos pueden sugerir. Como ir mostrándole a tu pareja el recorrido que quieres que siga su boca por tu cuerpo.  El sexo puede ser delicioso a la par que placentero.

Son algunos consejillos que podéis seguir para sacarle más partido a vuestro lubricante, ese que compraste, usaste una vez y volviste a guardar en el cajón. Ese que le enseñaste a tu pareja y te dijo: ¿eso pa’ qué? Ahora tienes más de una excusa para divertirte con él, no cerrad las puertas a la imaginación ni a vuestra sexualidad.

Sobre la Autora

Cristina Con una mente sucia, las conversaciones cotidianas son mucho más interesantes. Por tanto no se debería considerar "mente sucia", más bien una imaginación sexy.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Loading...Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>