Vaginismo: prohibida la entrada

Hoy os quiero contar un problema bastante complicado que sufren muchas mujeres, incluso algunas no saben que lo tienen pero aún así, lo sufren en cada relación sexual. Estoy hablando del vaginismo.

Creo que a día de hoy, pocas personas no conocen este término después de ver series de televisión o películas que lo nombran, aunque desde mi punto de vista, no lo plasman como realmente es. Así que me he propuesto explicarlo como realmente es, sobre todo para aquellas mujeres que se sientan identificadas o para aquellos chicos que entienden que les puede pasar a sus parejas.

Empezaré diciendo que el vaginismo es un trastorno de disfunción sexual en el cual la mujer siente espasmos involuntarios en la parte externa de la vagina cuando siente que algo quiere entrar en su interior. Esto puede ocurrir tanto al intentar que su pareja la penetre, estimularla con un dildo o vibrador o incluso con un tampón.vaginismo

El vaginismo viene dado por problemas psicológicos en la mayoría de las ocasiones, causados por una educación muy estricta en la que se ha rechazado el acto sexual o se ha visto como algo malo; o por un caso traumático en el que se ha relacionado el sexo con el dolor. Incluso se dan en mujeres que ya han tenido sexo de una forma normal y placentera, pero debido a una relación traumática, su cuerpo se defiende ante nuevas experiencias.

Esto impide la entrada a cualquier elemento que quieran entrar en la vagina, pero no quiere decir que sea imposible. Aquí es a donde quería llegar con el tema de “las mujeres que se sientan identificadas”. Las mujeres que sufren el vaginismo no disfrutan del sexo en pareja, ya que sus relaciones sexuales son difíciles y dolorosas, y a pesar de esto hay muchas que no buscan ayuda o creen que es “normal” que en la penetración haya dolor.

Situaciones como ésta hacen complicadas las relaciones de pareja y muchísimo más si hay intento de embarazo (aunque tampoco es algo que no se logre, se conocen casos de embarazos sin penetración, aunque es realmente difícil eyacular en la parte externa de la vagina y que los espermatozoides logren llegar al óvulo, se suelen llamar “madres vírgenes”).

Ojo, que todo esto no implica que las mujeres que sufren este trastorno no puedan tener orgasmos, ya que está más que demostrado que a las mujeres no nos hace falta la penetración para recibir placer. Nuestro gran amigo clítoris siempre estará ahí cuando lo llamemos.

Este es un problema que se puede solucionar acudiendo a psicólogos y sexólogos con buenísimos resultados al respecto, no hay ninguna excusa para sufrir en una relación sexual, debemos relacionar el sexo con el placer y el disfrute, con nada más.

Sobre la Autora

Cristina Con una mente sucia, las conversaciones cotidianas son mucho más interesantes. Por tanto no se debería considerar "mente sucia", más bien una imaginación sexy.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, puntuación: 5,00 de 5)
Loading...Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>